VITAMINA D y SOL

¿Cuánto sol debo tomar cada día para producir la cantidad de vitamina D que mi cuerpo necesita sin hacer daño a mi piel?

El índice UV es un indicador de la intensidad de radiación ultravioleta proveniente del Sol en un momento determinado y en un lugar determinado de la superficie terrestre. Se mide con una escala que comienza en 0 y no tiene límite superior.
El índice UV también señala la capacidad de la radiación UV solar para producir lesiones en la piel.
No siempre la cantidad de luz ambiental va relacionada con el índice UV y puede ser engañosa.
El índice variará dependiendo del lugar del planeta en que se mida y las circunstancias meteorológicas de ese momento y lugar.
La Organización Mundial de la Salud, junto con la Organización Meteorológica Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación no Ionizante hacen públicos los datos en cada momento.
A día de hoy, tú puedes mirar en tu móvil (como si mirases la hora) que índice de radiación UV hay en el lugar y el momento en que te encuentras.
Personalmente te recomiendo bajarte la aplicación “UV Derma” que además es gratuita.
Esta aplicación de la fundación piel sana de la AEDV mide, aparte del índice de radiación ultravioleta, la temperatura en el lugar y algunos parámetros más.
Esta es la medición que refleja ahora mismo, mientras escribo esto:

Y me dice que ahora mismo, en Las Palmas de Gran Canaria, a las 14.25 del 16 de Julio de 2017, hay un índice UV de 13 a pesar de estar nublado.
Me dice además que una persona como yo (bastante morena, piel tipo 4) se quemaría en 10 minutos sin protección.
Y el día está nublado, hecho que puede llevar a engaño como pueden ver.

Lo más lógico es estar debajo de la sombrilla y con una camisa de manga larga homologada (se consiguen en Decathlon) con indice de protección FPS50.

También la ropa tiene índices de protección, porque algunas prendas de vestir no protegen casi nada. Esta camisa de manga larga, que no da calor, tiene un FPS 50.
La APP tiene la utilidad de que relaciona el tipo de piel de cada persona con el índice de radiación UV de ese momento y lugar, indicándote cuántos minutos te hacen falta para que se produzcan quemaduras en tu piel.
A mí me está diciendo ahora que en 10 minutos sin protección me quemaría.
Éste es el código de colores que usa la OMS para aconsejar a la población:

En Canarias casi todo el año estamos con el semáforo en rojo o morado. Incluso con cifras (hoy 13 ) que no aparecen ni en la escala.

“¡Pero Dr.Dominguez Silva, yo voy a la playa todo el día porque el médico me dijo que es muy bueno para mis huesos!”

La Vitamina D, no sólo ayuda al cuerpo a absorber el calcio y por tanto a los huesos, sino que participa en el sistema inmunológico con propiedades anti cáncer de colon, hígado, riñón…
Este aspecto antitumoral interno es muy importante, pero la Vitamina D tiene muchas más propiedades y una que engancha mucho a las personas es su capacidad de liberar endorfinas que nos hacen estar de mejor humor.

Necesitamos unas 1000 UI de vitamina D al día para obtener todos sus beneficios.

Estas 1000 UI son muy difíciles de obtener con la comida porque los alimentos la contienen en muy poca cantidad.
La producción de la Vitamina D se produce fundamentalmente en la piel y para ello es necesario el sol.
Necesitamos tomar cada día el 25% del tiempo de Sol que nos quemaría para producir esas 1000 unidades de Vitamina D.

NO HACE FALTA MÁS

HAZ TÚ MISMO ESTE CÁLCULO PERSONALIZADO, A DIARIO, CON TU APP.

Las personas de piel más blanca, al quemarse más fácilmente, necesitan menos tiempo de exposición para generar esas 1000 unidades.
Las personas de raza negra o aquellas personas cuya piel en zonas del cuerpo nunca o casi nunca expuestas al sol sea muy morena no tendrán más remedio que tomarla en cápsulas.
Por lo general, las personas que sufren mayor déficit de vitamina D suelen presentar pieles muy morenas y residir además en sitios con baja radiación UV.
En sitios muy soleados como el nuestro, ni morenos ni blancos solemos tener problemas de déficit de vitamina D, sobre todo durante la juventud.
Las personas mayores de 50 años son las que tienen mayor riesgo de desarrollar una deficiencia a la vitamina D. La habilidad de la piel para convertir la vitamina D a su forma activa, decrece con la edad. Los riñones, que ayudan en este proceso, a veces no trabajan igual de bien cuando la gente tiene más edad. Por lo tanto, algunas personas mayores pueden necesitar vitamina D en suplementos, porque la solución no es tomar más sol. De hacerlo, “estropearíamos” aún más la máquina (la piel) que ya no funciona como cuando éramos jóvenes para producir vitamina D.
Yo hoy, a pesar de ser moreno, con 2.5 minutos (la cuarta parte de 10 minutos) exponiendo al sol sólo mi cara manos y brazos obtendría esas 1000 unidades de Vitamina D.
El problema en nuestra latitud no es el déficit de vitamina D sino el cáncer de piel y el envejecimiento cutáneo prematuro por el exceso de Sol.
Esa es la triste realidad.